Descarga contra el nulo

Posted on abril 5, 2017

18



Ciudadanos que votaron nulo. 

No, no es su culpa. Pero tengo que descargar con ustedes. 

O contra ustedes. 

Este es un texto sin otro motivo que la descarga. 

Muchos de Uds no votaron por Lasso porque no calzaba de forma ideal en su imaginario de candidato: que no propuso nada sobre derechos sexuales y reproductivos, que tenía una visión muy conservadora sobre la familia, que era del Opus Dei, que era banquero millonario desconectado de los problemas sociales y un largo etcétera. Profundizaron en esas diferencias en lugar de en las coincidencias:

  • Consulta previa vinculante
  • Eliminación del Plan Familia
  • No minería por sobre 2800msnm
  • Eliminación del decreto 16 (que coarta libertades civiles)
  • No expansión de frontera petrolera en parques nacionales
  • Auditoría de la ONU al sistema de justicia 
  • Indulto a perseguidos políticos 

Y muchas otras propuestas ambientales, sociales y culturales. 

¿Cuándo vieron un Opus Dei reunirse con organizaciones feministas y firmar un acuerdo? ¿Cuándo un Opus Dei inició un diálogo con una representante de los grupos LGBTI como Pamela Troya? ¿Cuándo vieron a un banquero conservador priorizar las comunidades por sobre la minería? ¿Cuándo vieron a un millonario “desconectado de los problemas sociales” mostrar interés por los perseguidos políticos, los indígenas, las mujeres y los periodistas que construyen la base del tejido social más lejano a la clase económica de Lasso? 

Señores del nulo: Eso no lo vieron. Eso no lo pensaron. Eso no lo meditaron. 

SOBRE TODO: LASSO PROPUSO CONSULTA POPULAR PARA DESTITUIR A AUTORIDADES DESIGNADAS POR EL CPCCS. Esta era la cancha democrática que tanto necesitaba el país. Era la oportunidad de construir algo de institucionalidad para que nosotros como sociedad civil podamos impulsar los derechos y las causas en las que diferíamos con Lasso. Y también era la oportunidad para que cientos de perseguidos políticos vean la libertad e impulsen sus causas sin la opresión del Estado. En ellos, en esa gente que hoy habita un calabozo, ustedes no pensaron. 

Amigos del nulo: ustedes se miraron al ombligo, no vieron los problemas estructurales del país y tomaron una posición neutral entre una propuesta democrática (no ideal, democrática) y un modelo totalitario que conocen ya en detalle. 

Amigos del nulo, les vi cuestionar con superioridad intelectual y moral, no con objetividad. Sí, también les vi recibir insultos por eso, pero en estos tiempos ser insultado en redes sociales lamentablemente es algo a lo que debemos acostumbrarnos todos los que expresamos nuestras posturas, sean las que sean. Siempre hay idiotas que insultan. Sin embargo, ese Lasso que tanto cuestionaron, no le faltó el respeto a nadie en campaña, ni siquiera a los que le agredieron físicamente. Ahí tenían una idea -solo una idea – del Presidente que venía. 

Hoy, Moreno se cabrea porque le llaman licenciado y no “Presidente Electo”. Moreno,  el “misión ternura”, similar a ese director de diario público que en público recita “hasta la ternura siempre” y en privado golpea a una mujer. El ternura que cobra charlas de 10 lucas a instituciones públicas y no paga impuestos. El ternura que vivió mantenido del Estado en Ginebra sin ser funcionario público. El incapaz de articular media idea con cierta coherencia. Y sobre todo: el que va a continuar el modelo correista, porque no en vano le impusieron como vicepresidente al responsable de la mayor corrupción que se conoce hasta ahora en el país. 

Pero ustedes estaban asustados con el “banquero”, el “curuchupa”. 

Hoy, el decreto 16 es un proyecto de ley que seguro será aprobado en la asamblea. Con eso, se coartan aún más las libertades civiles en el país. Buen provecho. Es solo un ejemplo, por no profundizar en la impunidad que garantiza la continuación del modelo y lo peligroso que es tener a un incompetente y a un pillo como pilotos de la economía y la sociedad. 

Los abusos siguen. 

El atraco sigue. 

Gente del nulo: no es solo “su culpa”, por supuesto. Ya vendrá también un mea culpa de todo lo que pudo hacerse mejor o se hizo mal. Hay mucho de eso también. Pero tengo esta papa atorada en la garganta y me van a perdonar: SE EQUIVOCARON. 

En esos 600 000 votos que decidieron no tomar partido, se partió la oportunidad de caminar hacia una opción democrática. Era eso: una oportunidad, porque certezas no se puede tener de los políticos hasta verles ejercer plenamente el poder. 

Esa oportunidad se ha ido. Hoy la gente en la calle vomita su frustración acumulada de una década de abusos y prepotencia donde la cereza del pastel fue un proceso electoral fraudulento, desde que empezó la campaña hasta el conteo de votos. 

Las consecuencias son impredecibles. 

Perdonen señoras y señores del nulo. No es personal. Va contra todos y ninguno en particular. Lo tenía que soltar. No cabía antes, porque primó el respeto a su derecho a elegir como les venga en gana. Pero así como muchos de ustedes se pusieron de tótems de la verdad, me nació este arrebato de sinceridad. 

Ahora respirar y retomar fuerzas para seguir peleando contra este modelo totalitario frente al que ustedes no tomaron partido y del que al apoyar indirectamente, pronto se verán arrepentidos. 

Anuncios