NO SE TRATA DE LA SUSPENSIÓN DE MI CUENTA

Posted on julio 28, 2014

16



En estos días, Israel masacró niños palestinos en Gaza. Producto de ese conflicto en curso, activistas protestaron frente la embajada de Israel en Quito, donde también se hicieron presentes asambleístas de Alianza País. Por supuesto, las asambleístas dieron declaraciones a la prensa. Mientras lo hacían, Antonella Calle, joven activista de causas como el Yasuní o Palestina, mostraba un cartel al fondo de la imagen en televisión: “Ningún genocidio. Ningún etnocidio”. En dos líneas, la frase resumía el doble standard de un partido político que protesta por una masacre fuera de nuestras fronteras pero casa adentro no tienen ningún reparo en cambiar los mapas de una etnia amazónica para  explotar petróleo en su territorio. Ese cambio de mapas donde la víctima del genocidio es el pueblo Taromenani, no ha sido abordado por los medios masivos. El único lugar donde el tema ha sido expuesto por varios actores, ha sido la red. Cuando Diana Amores en Twitter le recordó el doble standard a la asambleísta Rossana Alvarado, la asambleísta se molestó. Cuando la asambleísta se molestó, yo le recordé que su partido cambió mapas sin base científica. La asambleísta entonces reaccionó calificando mi afirmación de infamia que debía ser demostrada. Cuando le demostré a la asambleísta los mapas cambiados, con documentos y fechas, la asambleísta optó por el silencio (honestamente, creo que recién se están enterando del tipo de cosas que han permitido en la selva). Hablar de redes sociales y política en Ecuador, es hablar del único espacio donde los ciudadanos podemos cuestionar al poder en condiciones casi similares. El ejemplo que acabo de citar lo ilustra. Fuera de esa burbuja, la mayoría de medios que solían liderar debates públicos hoy sobreviven en la autocensura, la complicidad o el silencio. Si al gobierno le estorban opiniones que no se alineen con su discurso y ha hecho enormes esfuerzos por controlar el debate y la opinión en medios tradicionales, no es descabellado suponer que lo hace también en las redes. Y existe más de una evidencia de aquello.

Cuando twitter suspende tu cuenta – por el motivo que sea – aún puedes ver las menciones que llegan a ella. Twitter te da la opción de apelar si consideras que la suspensión de tu cuenta es injusta y por lo general le toma unos días revisar el caso. El miércoles de la semana pasada, cuando vi que mi cuenta había sido nuevamente suspendida, decidí realizar el trámite que corresponde. Algunas horas después, las cuentas de @Diana_Amores y @carlitoswayec (cuentas críticas) también habían sido suspendidas, lo que generó reacciones de reclamo (la mayoría), burla (algunos entusiastas del gobierno) y algunas lecciones de los geeks que conocen con mayor detalle cómo funciona twitter. Dejemos fuera del análisis las burlas y centrémonos en las otras reacciones.

La gente no sólo que tiene derecho a protestar, sino que tiene más de un motivo para vincular el cierre de estas cuentas al poder. Primero, porque existen ya evidencias de que Alianza País y ECTV han intentando suspender cuentas a través de Ares Rights. Le ocurrió a Diana Amores hace unos meses, donde Twitter le informó expresamente que los reclamos por Copyright por una fotografía que ella había posteado eran pedidos expresos de ECVTV y Alianza País. ¿Alianza País y ECTV preocupados por un tuit donde su supuesto copyright se viola?

Si así fuera, iniciaran acciones similares contra cualquiera que usara esas imágenes – a favor o en contra del gobierno – por no estar autorizados para ello. Seamos claros entonces. La acción usó como excusa el copyright para una acción más profunda. El poder puso a prueba un mecanismo para silenciar  o amedrentar a Diana Amores por el contenido general de sus comentarios. Y no es un caso aislado. Ares Rights ya estuvo detrás de la censura a documentalistas como Pocho Alvarez y Santiago Villa, por citar dos ejemplos recientes. En ningún caso, quienquiera que paga a ARES estuvo preocupado por el uso ilégitimo de una marca, sino por las realidades expresadas en esos documentales que, de paso, son realidad cuyo debate tampoco se ventila en medios tradiconales. Los takedowns de Ares Rights a nombre del gobierno ecuatoriano  han sido ampliamente documentados en posts como este, este, y este. Ningún funcionario de alto rango en Ecuador ha negado el vínculo entre el gobierno y Ares Rights y este caso es una prueba clara de que se han utilizado recursos del Estado para censurar contenidos en la red. Pero eso no es todo. Paralelamente, ocurren otras cosas…

Ecuador debe ser uno de los países más avanzados en los recursos de trolls que defienden al gobierno. Cuando empiezan a darse por normales hechos y acciones que no lo son, es cuando deberíamos reevaluar todo y encender algunas alarmas. ¿Desde cuándo es normal que trolls que atacan a opositores y manejen el mismo discurso del gobierno promocionen tuits?

Solo un ejemplo de cuentas troll que pautan. No pondré otros ejemplos para no promoverlas

Solo un ejemplo de cuentas troll que pautan. No pondré otros ejemplos para no promoverlas

De acuerdo a una conversación privada que tuve con Mathew Carpenter, ex representante de Twitter en Latinoamérica, pautar en Ecuador requiere una inversión mínima de 5000 dólares mensuales. Según Mathew, puede hacerse a través de dos vías: con una tarjeta de crédito internacional o a través de IMSCorp. IMSCorp, es la representante comercial de Twitter para Latinoamérica. En Ecuador, IMSCorp es representado por Xhimah Digital. Xhimah Digital es la agencia digital del gobierno (manejaron la campaña “All You Need” en redes). Cuando mi padre cuestionó a Xhima Digital en Twitter por la pauta de trolls en Ecuador y se preguntó si tendrían alguna relación con la suspensión de mi cuenta, un representante de Xhima le amenazó con un juicio penal. Lo cierto, es que la duda es más que razonable y dado sus claros vínculos con el poder, lo saludable sería que en lugar de amenazar, Xhima aclare si han manejado o no la pauta de cuentas troll en Ecuador. Tan sencillo como eso. Hasta ahora, han optado por la amenaza y para mí, ese solo hecho deja muy claro el escenario.

Ya sea a través de IMSCorp o de una tarjeta de crédito internacional, no puede ser considerado normal que trolls hagan tuits promocionados con una frecuencia espeluznante. No es normal porque hablamos de inversiones importantes para promover cuentas cuyo único fin es la injuria. El monto de estas inversiones, revela que detrás de esos recursos no está una persona sino un grupo de poder. Un grupo que además ha distorsionado el sentido del anonimato, tradicionalmente usado para protegerse del poder en lugar de promoverlo. En Ecuador, el anonimato en las redes se usa en buena medida para promocionar las posturas del gobierno, defenderlo o injuriar a quien lo cuestione. Que hay cuentas anónimas que cuestionan al poder, es un hecho. ¿Pero cuántas de esas cuentas andan promoviendo sus contenidos con tuits promocionados? Ninguna. Este fenómeno va más allá de Twitter. Hemos visto ya en Youtube videos con producciones que superan fácilmente los 40 000 dólares cada uno, en campañas electorales destinados a Guillermo Lasso, Nebot o Rodas. ¿Quienes han promocionado esos videos en Twitter? En muchos casos, las mismas cuentas troll anónimas que pautan en esa rede social y en el caso de “La Feriatta”, hasta Fernando Alvarado. “La Feriatta” – contra Lasso – llegó incluso a ser transmitido por un canal de televisión incautado. Cuentas troll que pautan en Twitter, producciones caras en Youtube y el director de la SECOM promoviendo esos contenidos que luego aparecen en un canal incautado. Que la representante comercial de Twitter en Ecuador esté vinculada al gobierno es solo una cereza en el pastel. Dejemos de hacer la de bobos y empecemos a unir los puntos.

Mucha gente une los puntos, se indigna y reclama. Como dije antes, no solo que tiene todo el derecho de hacerlo, sino suficientes motivos. También está la reacción de los que actúan como si nada de esto ocurriera.

Especialistas en Twitter como Mathew Carpenter o conocedores de la red como Eduardo Arcos se toman la reacción de la gente como un absurdo, argumentando que el gobierno no controla Twitter. Mi respuesta sería: “¿Y? Por supuesto, el gobierno no controla Twitter.” Esto es bastante obvio.  Justamente por eso, una vez que Twitter revisó el caso de las cuentas suspendidas, las habilitó de inmediato, al mismo tiempo. Por ahora, twitter está del lado de la libertad de expresión y lo ha demostrado en situaciones mucho más extremas como en medio oriente. Eso no significa que no exista un grupo con recursos y organizado para aprovecharse de las debilidades de Twitter. Debilidades que van desde lo técnico a lo comercial. Por ejemplo: una cuenta que no viole las normas de uso puede ser suspendida por un ataque organizado de denuncias de spam. Una cuenta puede suspenderse alegando copyright por publicar información pública (aunque la información pública no esté sujeta a copyright). Trending topics pueden crearse de manera artificial activando cuentas bot que mueven determinados hashtags (revisen esta lista de bots pro gobierno y sus HTs acá). Entonces, si bien es cierto que no es que el gobierno opera Twitter ni tiene algún poder sobre sus decisiones, puede aprovecharse de sus debilidades, como efectivamente ha hecho.

Si bien estas cosas hay que llevarlas siempre con cautela y calma, dejemos de actuar como si nada pasara. Todo esto me hace pensar que en realidad el tema de fondo no es si suspenden una cuenta en twitter y por qué. Lo que he escrito acá seguirá ocurriendo: veremos bots oficiales imponiendo trending topics, cuentas suspendidas, trolls pautando y campañas millonarias anónimas contra opositores. Esto se trata entonces de dónde nos ubicamos los ciudadanos en un contexto donde hay claras irregularidades y abusos.  Hay quien apoya y promueve esos abusos. Hay quien actúa como si nada pasara. Y hay quien se indigna y reclama. Con los últimos, siempre estaré yo.

PODCAST DE RADIO PIRATA DONDE HABLAMOS SOBRE ESTE TEMA

Ilustración de portada tomada de http://www.niemanlab.org/

FE DE ERRATAS: (Julio 29, 2014)

1.- IMSCorp no es representada por Ximah en Ecuador. Por ese error, pido disculpas. El vínculo que existe entre Ximah y IMSCorp es el siguiente: El señor @jcvascones, según su perfil en Twitter, es: “CEO en @XimahDigital, representante ECU @IMSCorp”. Entiendo que también es accionista de IMSCorp. El señor @jasarfie que en su perfil de Twitter se describe como “Country Manager IMS Social Twitter As Sales” se presentó a mi padre en Twitter como “principal accionista de la empresa Ximah”

2.– La programación de Twitter impide que puedan crearse Trending Topics a través de cuentas bots.

Anuncios
Etiquetado: ,