Censuran a Pocho Alvarez

Posted on octubre 11, 2013

32


pocho

Foto: Pocho Alvarez, segundo desde la izquierda, en el rodaje de “Crude”

Pocho Alvarez es uno de los documentalistas más prolíficos y respetados del país. Su filmografía es tan extensa que probablemente se compone de cerca de una centena de documentales, entre largometrajes y cortometrajes. Es, para los que amamos este camino de narrar a través de la imagen, referente y leyenda viva.

Uno de los trabajos donde colaboró como fotógrafo y cameraman, es el documental “Crude”, de Joe Berlinger (foto de portada). “Crude” denuncia la contaminación de Texaco en Ecuador y narra la historia de los demandantes en un juicio contra corriente. Crude es probablemente el registro audiovisual más incómodo para Texaco en el mundo, debido a su repercusión mediática.

A la hora de filmar, Pocho ha estado siempre del lado de la víctimas. Así fue en Crude y así fue en su reciente corto documental “Acoso a Intag”, que narra la historia de una comuna acosada por paramilitares en su resistencia a la minería a gran escala. “Acoso a Intag” fue removido de su canal de Youtube por AresRights, una empresa española que trabaja para el gobierno ecuatoriano censurando contenidos de la web. En el pasado, AresRights ya censuró el documental “Rafael Correa, un padre de la patria” hasta que sus realizadores ganaron un litigio contra ECTV, quien interpone las demandas. Si Pocho Alvarez desea mantener su documental en la web de forma permanente, deberá atravesar todo un proceso legal y complicado. Mientras, “Acoso a Intag” se publica en varias cuentas más, aunque lo más probable es que todas esas versiones terminen siendo censuradas también.   Por ahora, pueden verlo acá:

Si este video llega a ser bloqueado, puedes bajar el archivo DE ACA

No es la primera vez que Ares Rights censura contenidos para el gobierno ecuatoriano. En ESTE LINK podrán encontrar amplia información al respecto (Inglés). Sobre eso, autoridades ecuatorianas directamente responsables de la censura como Fernando Alvarado, optan por el silencio.

¿Nos vamos a callar los ciudadanos y cineastas esto también?

A continuación, comunicado de Pocho Alvarez:

8-pocho-alvarez

“Duró poco. Ya fue bloqueado el Clip “Acoso a Intag” de mi cuenta youtube. El llamado informe semanal, el que supuestamente emite como documento público “el mandatario a sus mandantes”, imagen y sonido, tienen “copyright” y no pueden ser objeto de cita. ( Lo público y oficial, en el país verde flex no puede ser objeto de cita . ¿Habrá que pagar royalties por derechos de uso de imagen…? ).
El “fair use” -control de piratería- que aduce la empresa española ARESRIGHTS (http://ares-e.com), contrada para monitorear todo aquello que no le conviene a Carondelet, es decir  QUE SE DIGA LA VERDAD, lo aplican como motivo de censura…
…Así están las cosas en la mitad de la tierra… hay un fuerte aliento a caño facista…

Saludos
Pocho

Adjunto notificación

Screen Shot 2013-10-11 at 7.03.11 AM

Actualización, Octubre 16.

Como era de esperar, las versiones alternativas de “Acoso a Intag” subidas por otros usuarios han sido ya removidas de la WEB, tango de youtube, como de vimeo y megaupload. Permanece una versión aún en el portal de video DOTSUB que puedes ver haciendo CLICK AQUÍ.

Luego de una discusión sobre este tema en Twitter entre Jorge Luis Serrano, Viceministro de Cultura y algunos usuarios de esa red social (entre ellos yo), Pocho Alvarez decidió responder al Viceministro en una carta abierta. Pocho me ha pedido que si lo considero pertinente, colabore con su difusión. La carta íntegra, a continuación:

 

PRACTICAR LA VERDAD

El “fair use” -control de piratería- que aduce la empresa española ARESRIGHTS (http://ares-e.com), contratada para monitorear todo aquello que no le conviene a Carondelet, es decir  QUE SE DIGA LA VERDAD, lo aplican como motivo de censura…  lo dije cuando se produjo el bloqueo en las redes sociales del clip “Acoso a Intag”,  y ahora, después de ver su sistemática persecución en las redes y las respuestas que el Viceministro de Cultura da en el Twitter a la pregunta de múltiples “twitteros” del porqué a su censura, me ratifico en la convicción  de que el poder, cualquier poder que sea, no tiene como norma la transparencia, la práctica de la verdad como conducta.

Jamás el poder va a admitir  que el bloqueo a la libre circulación del clip en las redes sociales se llama CENSURA. Jamás el poder admitirá que su aliento sabatino suele obscurecer a la verdad como fue el caso de Jaime Guevara y lo es ahora el de los campesinos de Intag. Jamás el poder va admitir que se equivoca, que la práctica del escarnio y la estigmatización en plaza pública es un ejercicio anacrónico, una reactualización de la antigua picota medioeval que atenta a los derechos humanos y ciudadanos.

La ley de derechos de autor protege al autor y le establece límites a su derecho. El derecho de cita es un límite a los derechos del autor. En ese sentido, mi estimado Viceministro de Cultura no es cierto aquello que Usted en el Twitter pone como mis palabras “El Pocho me confirmó que NO solicitó permiso para usar imágenes de la presidencia. Sencillo como eso”. Sorprende esta afirmación porque conozco el derecho que me asiste como ser humano,  el derecho universal a la cita y junto a ello sé lo que significa el “fair use” como práctica necesaria para nutrir al conocimiento y sobretodo a la verdad, que es lo que busca el clip “Acoso a Intag” .

Lo que llama profundamente la atención Viceministro es que ahora, según esa afirmación, un documento público, el llamado “Informe del Mandatario a sus Mandantes” tenga copyright o el carácter de reservado, y que para citar, eso que es público, se deba solicitar autorización a la Presidencia de la República.  Entonces estamos ante un hecho único e insólito ante una excepción al Derecho Universal que habría que patentarla en el Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual, IEPI, como patente única propia de País.

Por ello, como ser humano, como ciudadano, como autor y realizador comparto la preocupación y la pregunta de  muchos “twitteros” ¿Por qué la censura?. ¿Por qué, en la práctica de los hechos,  la verdad es sujeto de acoso, de persecución y aislamiento?. ¿Por qué se busca al silencio  como respuesta a la no verdad?. ¿Por qué  las falsas imputaciones hechas desde el aliento del poder no pueden ni deben ser respondidas, cuando a cualquier ciudadano, el nuevo código penal le asegura por esa práctica, prisión de seis meses a dos años…? A eso debemos responder todos.

Responder con “tecnicismos” o leguleyadas  o con respuestas ajenas al tema como es la primera respuesta twitter dada por el Viceministro, “el estado a través de @cultura ha financiado obras del gran Pocho como JorgeEnrique o El Conejo Velasco”, es evadir la esencia del debate, es dispersar el punto nodal de la discusión. Por ello es  necesario hacer de esta oportunidad un espacio para el encuentro,   que esta sea una oportunidad para sentarnos, no a calificar como suele hacer nuestra práctica política, sino a conversar y debatir sobre el  principio que ésta conducta  está afectando. Porque lo que nos debe interesar no es la polémica como tal, sino aquello que está detrás, la cultura política que estamos cimentando, la democracia que estamos edificando con las “razones de estado” inventadas para sostener mecanismos y empresas de monitoreo y control de la opinión ciudadana y su respuesta a la no verdad. Nos debe preocupar el nosotros que estamos construyendo y eso es lo que debemos debatir desde el campo de la cultura y su quehacer.

Por último a manera de epílogo y como un ejercicio de salud pública y de verdad, y para limpiar de cualquier ruido o sospecha a mi reclamo, debo confirmar que la respuesta Twitter del Viceministro que afirma que el Ministerio de Cultura ha sido financiador de mis obras es cierta en una parte. Su colaboración, reconocida y agradecida en su momento, ha sido una parte de esa gran minga institucional pública y privada[1] que sumó esfuerzos financieros para cubrir los costos de realización de temas de interés nacional, la memoria del Poeta y Escritor Jorge Enrique Adoum y el pensamiento del intelectual Fernando Velasco, películas documentales que se hicieron con múltiples aportes y no solo con el del Ministerio de Cultura como podría insinuar la afirmación Twitter. La única financiación que Pocho Alvarez ha recibido para si mismo, de parte del estado, que nos es lo mismo que  gobierno, es aquella que sale del IEES y ha significado cubrir costos importantes de los distintos tramos de mi tratamiento de cáncer.

Quito, octubre 16 de 2013

Pocho Alvarez W.


[1] Junto al Ministerio de Cultura para la producción de Jorenrique y El Conejo Velasco,  colaboraron, Alcaldía Metropolitana de Quito, Fundación Teatro Nacional Sucre, Casa de la Cultura Ecuatoriana, Fonsal, Cinemateca Nacional , Ilustre Municipalidad de Ambato, Gobierno Provincial de Tungurahua, Universidad Andina Simón Bolivar, UASB, Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, FLACSO. A más de un conjunto de otras intituciones privadas y personas, técnicos y artistas que se suman a la aventura de crear.