MORAL REVOLUCIONARIA

Posted on diciembre 23, 2012

35



“Ha sido una gran vergüenza para la revolución ciudadana, pero sabremos convertir la vergüenza en fortaleza y aún mayor moral revolucionaria” Rafael Correa, a propósito de su primo, Pedro Delgado.

En 2007, Rafael Correa ordenó la creación de una comisión investigadora para determinar, entre otras cosas, los responsables de el atraco bancario y la crisis financiera de 1999. Esa comisión fue presidida por Eduardo Valencia, quien en 2007 estuvo al frente de la CFN. Curiosamente, luego de haber entregado su informe, se alejó del gobierno y del círculo político de Alianza PAIS.

En una entrevista que no tuvo mayor difusión a la opinión pública hace varios meses en Ecuavisa, Valencia dijo que su tarea se concentró sobre todo en el informe de la Corporación Financiera Nacional (CFN). Según él, por ley, no podía revelar los nombres de los responsables, pero afirmó que eran de conocimiento de Rafael Correa y de los órganos de control y justicia, quienes recibieron el documento y más de 9 cajas con pruebas. “El presidente conocía a cabalidad todo el asunto”, dijo.

El adendum del informe que hace referencia a la CFN, se titula “La crisis financiera de la CFN como consecuencia de la imposición del decreto 1492 (CDRs y CPGS) y la recepción de cartera AGD”. El documento tiene 24 páginas y 28 conclusiones. Entre ellas, las siguientes:

Conclusión 6:
“El directorio de la CFN, sobre la base de lo recomendado por la administración, de forma específica del gerente de riesgos, Econ. Pedro Delgado, el 19 de Marzo de 1998, mediante memo RI 0003736, que presentó reformas a la Metodología de Calificación de riegos de intermediarios financieros y política de financiamiento, para la flexibilización de los rangos de calificación a aceptable y la obligación de cesión de garantías, por tal motivo, se otorgó cupos de crédito a las IFIs que estaban con serios problemas financieros; lo cual, junto a la debilidad en la supervisión, dejó sin soporte al proceso de crédito y recuperación de cartera en la entidad.”

* IFIs = Instituciones Financieras

Conclusión 7:
“Los cambios a la metodología implicaron que este periodo la CFN entregue créditos por más de 1000 millones de dólares para aproximadamente 19000 beneficiarios finales. De esta cartera actualmente la CFN mantiene 281.3 millones en 941 beneficiarios finales, en su mayoría esta cartera fue canalizada principalmente a la mediana y gran industria, la misma que está castigada y en procesos coactivos para su recuperación.”

Conclusión 25:
“Como consecuencia de la recepción de los CDRs y la cartera vencida, el patrimonio de la CFN se vio seriamente afectado. De 265.5 Millones en 1999 disminuyó a 80.1 millones en 2001.”

Conclusión 28:
“Costo beneficio:
Pérdida total por efecto de los CDRs: 568.68
Pérdida total por cartera irrecuperable: 610.03
Total perdida CFN: 1,178,61”

* En millones de dólares

A propósito de las declaraciones de Rafa en la última sabatina, me llamó la atención ese nuevo término, pomposo como casi todos los demás, “moral revolucionaria”. Supongo que dicho término podría aterrizarse en el hecho de que un revolucionario solo condena un acto de corrupción una vez que el acto sea público e irrefutable. En este caso, Rafa condena lo hecho por su primo Pedro sólo cuando Pedro se ve acorralado y no le queda más que confesar.

Como prueba este informe, Rafael sabía de los graves, gravísimos actos de su primo en 1999 cuando leyó el documento, cinco años atrás. A pesar de ello, le encargó a Pedro Delgado la administración de las empresas incautadas (en muchos casos, empresas quebradas por el fideicomiso “no más impunidad”), la presidencia del Banco Central, lo envió a manejar una serie de acuerdos (aún no claros) con Irán y le organizó un homenaje hace pocos meses. Es posible que Rafa no supiera nada sobre la falsificación del título de su primo. Pero es seguro afirmar que sí sabía que, según el informe, Pedro Delgado fue responsable de más de 1178 millones en pérdidas como gerente de riesgos de la CFN, en 1998 y 1999. Ni él, ni los organismos de control que sus ex ministros o afines lideran como la fiscalía, pronunciaron palabra sobre eso.

Estimado lector, por si alguna duda le quedaba, eso se llama “moral revolucionaria”.

Anuncios
Posted in: Periodismo, Política