CARTA ABIERTA A RAMIRO DIEZ (2da parte)

Posted on junio 19, 2011

65



Ramiro Diez respondió en su blog mi carta anterior. Para revisar su respuesta, click acá.

Ramiro,

Gracias por tu inteligente respuesta. También caben aclaraciones y precisiones de mi parte, aunque tú hayas dicho que no vas a responder más. Será, esta sí, una carta mucho más corta que la primera.

Creo que hay superficialidades y cosas de fondo en tu respuesta. Vamos con lo primero:

1.-

Respondo porque me lo exigen muchos oyentes que han pretendido responder a tu carta. Esto ha sido imposible porque sus comentarios han sido censurados en tu blog”

Ramiro, no son tus oyentes lo llamados a responder por tí. En mi blog, hasta ahora, hay más de 100 comentarios, entre inteligentes y beligerantes. Ninguno, ha procurado responder por tí. Muchos, respaldan y felicitan tu proceder y cuestionan el mío. He censurado dos o tres comentarios: uno de ellos sugería que había que matarte. Otros, insultaban a mi padre. Revisa, si quieres, los que están publicados. Me parece que por ahí alguien te ha dicho que no publico comentarios que me cuestionen. Falso: no publico comentarios que me insulten. Filtro los comentarios por una razón muy sencilla: luego de dos años de estar de cabeza en el internet, aprendí que no vale la pena perder el tiempo ni darle espacio a quien tiene el único fin de insultar, injuriar, desacreditar y provocar. Simplemente no vale la pena hacerlo. Mucho menos en estos tiempos, cuando el gobierno financia personas que solo se dedican a eso. Dato, no opinión.

Sobre los comentarios de tu familia o pasado, no me interesan. No les he prestado atención y tampoco me he molestado en informarme al respecto. No creo que para cuestionar tu rol en el documental de la SECOM, yo deba cuestionar tu pasado. Sería una falacia hacerlo.

2.-

Verás algo sorprendente: todos los candidatos demonizados por los medios, han ganado las elecciones”

Falso. Rafael Correa ganó las elecciones en 2006. Mi padre, en ese momento el periodista más influyente del país, erradamente, lo apoyó (sobre todo cuestionando duramente al otro candidato: Alvaro Noboa). Correa tampoco tuvo mayores cuestionamientos de la prensa ese año y, en general, contó con múltiples espacios para hacer pública su propuesta.

3.-

Creo que está claro que el término “cojones” hacía referencia a “valentía” o “agallas” antes que a una connotación sexista. Pero si la palabra es el problema, no tengo ningún rollo en rectificar y cambiarla. Mis palabras quedarían así: “Ojalá tengas la valentía de acusar formalmente a mi padre”

Y eso, me lleva a lo de fondo:

4.-

De acuerdo en calificar lo ocurrido el 30S de “infame”. Has mencionado a los muertos, a la ambulancia con 18 disparos y las razones, injustificadas, de la policía. Pero, Ramiro, ese no era el punto de mi carta. El punto, es PROBAR que Carlos Vera, a quien dices respetar y llamas tu amigo, es el responsable o mentor de esos acontecimientos, como sugiere el documental. De los aproximadamente 24 minutos que dura el reportaje que presentaste, al menos 18 sugieren que mi viejo estuvo atrás de todo aquello. Como demostré ya (y en algunas cosas dices coincidir) lo hacen SIN SUSTENTO.

Y he aquí lo increíble: te haces responsable solo por lo que dices. Ah! Es decir, prestas tu nombre, tu prestigio, tu talento y tu credibilidad al servicio de una injuria, una infamia y una mentira, pero no te haces responsable por ellas. ¿No te parece que si pones nombre y cara al documental, también suscribes lo que éste dice? ¿O tu presentas cualquier cosa? Pongo en seria duda que hayas improvisado los textos. Tenías que tener una idea clara de los contenidos del documental para, en función de su estructura, presentar o despedir cada segmento. Es decir, no estabas improvisando, sino leyendo un libreto de tu autoría en base a una estructura de autoría oficial.

Lo hice en defensa de la memoria”, afirmas. Ok. ¿Pero qué valor tiene entonces la verdad, cuando hablamos de memoria? ¿Para tí respetar la “memoria” es acusar sin evidencias a un inocente? Si te fijas, en mi carta te aclaro que no conozco la verdad en su totalidad. Es decir, no conozco las verdaderas razones y todos los matices que provocaron o movieron los hilos el 30-S. Pero si para tí defender la memoria es suscribir una acusación infundada a mi viejo, te equivocaste, Ramiro. Te equivocaste BIG TIME. Y como te dije, esto le resta valor y peso a tu palabra. Dices respetar a las personas y no a las ideas. Ok, válido. Pero presentas un video en donde a quien calificas de amigo y a quien dices respetar, lo injurian. Eso no es respetar a las personas ni ser amigo. Bullshit. Una cosa es escribirlo bonito. Otra cosa es serlo, Ramiro.

5.-

Es cinismo que tú, Carlos Vera junior hables de “libertad de expresión”, cuando tu padre ha abandonado algún canal, precisamente por censura de esos mismos medios”

Truculento e incompleto. Incompleto porque mi viejo renunció a Ecuavisa, la última vez, por censura de ese canal que cedió ante presiones del gobierno. A la primera semana luego de la salida de mi padre, volvieron los invitados oficiales a Contacto Directo (ya existía un boicot ordenado desde Carondelet) y se multiplicó la publicidad del gobierno en ese canal. Ojo: si bien el canal torció el brazo, lo hizo ante una presión externa: la del gobierno a quien tu suscribes y respaldas. El caso de mi padre, lo hemos comprobado dos años después, no es único: Se fueron Jorge Ortiz de TA, Luisa Delgadillo de RTS y Andrés Carrión de Canal 1. Todos, por presiones orquestadas desde Carondelet. Claro que los periodistas también tienen su responsabilidad: no han sabido mantenerse al margen del huracán político y han pasado a ser parte de él. Los medios, también tienen su carga: han cedido espacio ante el poder a cambio de su publicidad o por simple supervivencia. Pero hay que tener el panorama bien contextualizado para comprenderlo en su totalidad. El gobierno ha atacado sistemáticamente, durante años, al periodismo. ¿Para cambiarlo, mejorarlo, pulirlo, depurarlo? Creo que es obvio que no.

Y truculento porque conduces a la conclusión equivocada: a pesar de que los medios privados censuran y retroceden cada vez más, siguen siendo necesarios y no han abandonado del todo el buen periodismo. Mi padre, a pesar de ser víctima de ellos, sigue apoyando sus principios (los de él) de la necesidad de un periodismo libre e independiente (aunque a esta altura esas palabras suenen a cuento viejo y trillado). Al fin y al cabo, no existe nada peor (estoy seguro: nada) que la prensa al servicio del poder. Cualquiera que este sea. Y ese principio, Ramiro, no está cambiando en el país. Se está consolidando en medios como Gama, donde la versión oficial es la única. Prueba de aquello, es que llevan meses (MESES!) injurando a mi padre y jamás, nunca, le han dado siquiera cinco minutos para desmentir todas las calumnias en su contra. Tampoco lo han hecho con otros actores del 30-S cuyo alcance mediático y capacidad de respuesta es menor a la de mi padre (que en estos tiempos se limita al internet). No solo violan principios elementales del periodismo como el derecho a la réplica, sino que se circunscriben a un guión oficial. No investigan. No emprenden un camino autocrítico y honesto de la verdad. Solo siguen un libreto.

Más allá de todo, lo de fondo es que suscribiste un documental lleno de injurias (ni siquiera las has podido negar en tu carta). Lo grave, es que con tu presencia pretendes darle valor y credibilidad a la propaganda disfrazada de periodismo. Y son ellos los que, en estos tiempos, pretenden sentar los principios de lo que debe o no debe ser y hacer el periodismo. Para usar tus palabras, es en esa “orilla” en la que te estás parando, no en la de la “memoria”, como, erradamente, crees.

PS:

CLICK AQUI PARA VER EL DOCUMENTAL DE GAMA

Anuncios
Posted in: Uncategorized