Flores vs Carpio, LA VENGANZA

Posted on enero 18, 2011

17


570184AlienVsPredator

Disculpen el titular sensacionalista, pero quería llamar su atención. Me pareció importante celebrar los 4 años de gobierno con los criterios de dos personas a las que respeto por sus capacidades y conocimientos de lo político: Juan Fernando Carpio y Xavier Flores Aguirre.

Juan Fernando es economista, docente de la Universidad San Francico de Quito y se califica como libertario. Está acá porque es uno de los críticos más duros al actual gobierno en twitter (@jfcarpio) y por lo general sustenta sus cuestionamientos.

Xavier entró en mi agenda mental cuando trabajó en la redacción de los textos definitivos de la constitución de Montecristi. Por eso, algunos “lo acusan” de haber trabajado con PAIS o ser asesor de algunos miembros del gobierno. Ninguna de las dos me parece mala o relevante para el caso, es lo de menos. Lo conocí en el mundo twitero (@xaflag) y lo invité porque, al igual que Carpio, es un tipo elocuente y gran conocedor de teoría política (también es ácido, sarcástico y hábil con los 140 caracteres). Flores mira las cosas desde la otra orilla a la de Carpio.

Les hice las mismas preguntas a ambos. Mi idea era crear un contrapunto. Las respuestas no necesariamente se contraponen y eso está mejor. Las sopresas siempre vienen bien. Que sirva esto entonces para que todos tengamos un par de elementos de juicio adicionales e intentemos elevar el nivel de ideas y debate, por lo menos en la web.

4 años de Revolución Ciudadana y algo llamado “Socialismo del SXXI” que está supestamente en construcción. Pero… ¿cómo defines tú el modelo político e ideológico de este gobierno y por qué?

@xaflag:

No creo que exista un cuerpo doctrinal que merezca el nombre de “Socialismo del SXXI”. Mi impresión es que, en la práctica local, mucho más que interesarse en ese inexistente cuerpo doctrinal, les interesó añadirle un adjetivo útil para “remozar” al socialismo y darle un tinte progresista. En la práctica, el modelo, con diferencias y matices y, por supuesto, con deficiencias en su aplicación, sería el de la izquierda cristiana (la llamada “Doctrina Social de la Iglesia”) dada su “opción preferencial por los pobres” y sus prácticas asistencialistas.

@jfcarpio

Creo que el modelo del gobierno es una socialdemocracia bravucona, o si queremos desmenuzar sus partes es una suerte de totalitarismo light en lo político (el Estado está en todo pero con riendas suaves), neokeynesiano (económicamente desarrollista a costa de los proyectos individuales o comunitarios de vida), neovictimista (“alguien” es culpable de nuestro retraso relativo y se impulsó sobre nuestra cabeza para trepar la escalera del desarrollo). Al principio parecía que iba a tener muchos más elementos de Nueva Izquierda (anti-industrial, indigenista/multicultural, liberal al menos en temas individuales) pero se ha impuesto claramente la visión de un solo individuo que resulta ser un socialdemocrata religioso de 80 años, atrapado en un cuerpo de 45.

Una de las premisas de la Revolución Ciudadana es acabar con las viejas prácticas de la “partidocracia”. Con relación a gobiernos anteriores, ¿ves progreso en ese sentido? ¿Por qué?

@xaflag

No, no veo mejoras con las viejas prácticas de la “partidocracia”. Pero es que no creo en ese concepto turro de “viejas prácticas de la ‘partidocracia’ (el concepto ha funcionado como un dúctil comodín retórico de carácter estigmatizante usado por todos los actores políticos, incluidos los supuestos miembros de la ‘partidocracia’ y, por supuesto, el Gobierno): creo que existen prácticas propias del juego político que, en la medida en que no infrinjan la ley, son legítimas y dejan las críticas que hacia ellas se hagan impregnadas, en general, de un tufo de moralina.

@jfcarpio

Si las viejas prácticas eran votar lo que a uno le dicten al oído, no criticar los “detalles” por el bien mayor del proyecto político, ser mañosos (recordemos el episodio de los manteles) con el quorum o el reparto de favores/recursos/cargos/dineros, la respuesta es un rotundo no. Y seamos claros: Alianza PAIS no se conformó con extraterrestres. Si los ecuatorianos no somos amantes del Fair Play ni al cruzar la calle, ¿de dónde van a salir los políticos? Necesariamente, nos guste o no, son un reflejo de nosotros. No serán los mejores de entre nosotros la mayoría de ellos, pero también son Ecuador. Crecer implica aceptarte íntegro.


Otra premisa de la Revolución Ciudadana es cambiar las estructuras de poder para entregarle más poder y representación a los ciudadanos. ¿Consideras que han habido avances importantes en ese sentido?

@xaflag

Sí en el plano normativo, poco en el ámbito práctico. La participación de los ciudadanos (en eso se resuelve su “poder y representación”) es un dato de la cultura política que no puede (ni debe) organizarse desde el Gobierno (debe sí, facilitarse y promoverse). Si bien la sociedad civil ha incrementado muchísimo su interés por la política, todavía está en deuda en este rubro.

@jfcarpio

Todo lo contrario. En vez de que en el sector privado millones de propietarios intermedien sus intereses mediante tratos libres y el gobierno nos dote de un marco de reglas básicas, claras y firmes para una vida social rica cultural y materialmente, en estos 4 años el Estado ha tratado de cooptar todo lo que pueda representar una fuente de influencia y propaganda. Y si no ha sido cooptado, ha sido satanizado (prensa, gremios empresariales, industrias enteras, izquierdistas infantiles, indígenas vendidos, ecologistas infantiles, una fantasmagórica “derecha” que siempre arruinaría todo si le permitimos manifestarse). Creo que en el fondo Correa es el más fiel representante de (casi) todas las ideas tercermundistas pero sobre todo de la más importante: no puedo confiar en el otro. Y si no confío, no le puedo dejar espacios de autogestión: o lo hará mal, o se hará daño, o yo no podré llevarme los laureles de sus éxitos.


¿Consideras que el modelo político de la Revolución Ciudadana y su consolidación o fracaso depende del líder principal o es un proyecto que se sostiene por sobre un individuo?

@xaflag

Hoy en día, el modelo depende de la figura de Correa. El que eso se mantenga así depende de lo que suceda en el futuro y me temo que todavía es prematuro para saberlo.

@jfcarpio

El socialismo viene sembrando tan bien su ideario en el Ecuador que hasta la centro-derecha ha adoptado parcialmente su ideario e incluso sus palabras edulcorantes (“social”-cristiano, estado “social” de derecho) porque está arrinconada y acomplejada desde hace 4 décadas. El problema es que no tenía un candidato. Pero ese candidato le dejó de lado casi apenas llegó al poder. Su carácter y mentalidad es la de alguien a quien discutir, consensuar, persuadir y por último ceder, le resultan cosas improductivas. Es un desarrollista hasta en eso: el fin justifica los medios, y debe ser exitoso aunque los costos sean brutales. Rafael Correa es proyecto, ejecutante y evaluador, todo al mismo tiempo.

El tema prensa y medios ha sido uno de los más polémicos en cuatro años. ¿Ecuador Ha avanzado hacia una prensa mejor y más profesional como producto de la confrontación PRENSA-GOBIERNO (O GOBIERNO – PRENSA)?

@xaflag

No. La prensa ha sido complaciente con sus aliados y feroz con sus enemigos: esta circunstancia no ha hecho sino agudizarse durante el Gobierno de Correa, quien se ha solazado en desnudar dichas prácticas de la prensa y exponerlas.

@jfcarpio

No. Al igual que en otros campos, el profesionalismo y la excelencia no se pueden imponer verticalmente ni con leyes. Se hace premiando los buenos comportamientos y castigando los malos desde la propia sociedad civil. Así funciona lo que funciona bien en los países que funcionan bien. Un gobierno no se fiscaliza solo, lo hace la sociedad civil. Mucho menos va a poder mejorar a la prensa creando un clima de autocensura y miedo permanente como sucede actualmente.

¿Qué puntos consideras que hay que fortalecer con miras a 2013 y en cuáles es necesario rectificar desde el gobierno?

@xaflag

Los que siempre creo que hay que fortalecer: el mayor de los respetos a la autonomía individual y la promoción y el fomento del autogobierno colectivo.

@jfcarpio

Digamos algo incómodo: con lo poco amplios que somos, al que rectificaba mucho le decíamos que tenía una rectificadora de partes automotrices y al que no rectifica nunca le decirmos tiránico. En realidad creo que Correa y su equipo son bastante más hábiles y sensatos que -digamos- Hugo Chávez y sus secuaces. Por eso la oposición tiene que dejar de regalar camisetas, esferos y muletas y ponerse a pensar un país distinto y vender un sueño, tocar las emociones pero ser responsablemente mucho mejores que ahora (más serios, más preparados, más estudiosos de lo que funciona bien en el resto del mundo). En una batalla del marketing estamos perdiendo hace 4 años casi todas las batallas.

El gobierno por su lado va a rectificar siempre que las encuestas muestren que la popularidad está en juego. Correa no es un pedagogo ni tolera ser impopular, por lo cual incluso cosas que sus críticos esperabamos que logre (poner en regla a la UNE-MPD o a los buseros) al menos, no las termina de hacer o misteriosamente se le cayeron del discurso de su candidatura.

Tu evaluación, en resumen, de a hacia donde camina el Ecuador con este modelo político, social y económico.

@xaflag

Like a rolling stone.

@jfcarpio

El Ecuador no va al despeñadero ni con la certeza ni con la velocidad que va Venezuela gracias a un elemento socioeconómico clave: la dolarización. Lamentablemente Rafael Correa no entiende su importancia debido a que conceptualmente pertenece a una tradición que jamás aplicó el principio de utilidad marginal al análisis del dinero (siguen a Keynes o a lo sumo a Fisher pero no a Mises y Hayek). Esto en Economía es el equivalente en física a pensar que el átomo no tiene partículas internas con todas sus implicaciones.

La dolarización permite una certidumbre y claridad en las cuentas familiares y empresariales que de otro modo sería imposible. Por ende, el largo plazo se vuelve posible. Es el único elemento que contrarresta parcialmente el desastroso sistema politico-legal que tenemos desde los años 70’s y que vuelve un acto de total sensatez el sacar los propios ahorros al exterior. Esto desde luego afecta el carácter cultural (“vamos a Disney ahora porque quién sabe qué pase en 2 años”) de una sociedad. La vuelve consumista y no ahorrista-inversionista-produccionista.

Creo que si Correa termina sus dos mandatos “extra”, serán 10 años de declive lento, de crecimiento de la burocracia (quienes creen que pueden manejar a la sociedad desde un escritorio), de ciertas cosas buenas (regenerar lo que el Estado acapara y no suelta y que si la clase política no mantiene funcionando, es un caso del perro del hortelano) como obra pública, servicios básicos, etc pero de oportunidades perdidas para crecer política, social y económicamente al entrar en contacto con el mundo de forma decidida y audaz.

Posted in: Periodismo, Política